Jaén practica la 'turismofilia'

Pintadas y carteles. Así ha nacido la turismofobia de la que tanto se habla estas semanas en destinos como Cataluña, País Vasco o Baleares. 'Tourism, no thank you' o 'Tourist, keep out' es uno de los últimos carteles que han sacado los medios de comunicación, colocado en una tienda de muebles de Baleares.

Lo curioso es que mientras una parte de España quiere echar a los turistas de sus calles, en otra, como en Jaén, se declaran abiertamente 'Tourist friendly' o lo que es lo mismo, que recibimos a los turistas con los brazos abiertos. Hace unos días el diseñador Juan Montoro, conocido como 'El Creata', compartía en sus perfiles un diseño que no pasó desapercibido. «Si os dicen iros o idos, aquí sois bienvenidos. Jaén 100% tourist friendly» es el mensaje que acompañaba al diseño, que se puede ver en la portada de esta información. No se puede describir mejor el sentir jienense.

Ni siquiera en las localidades donde la población llega a multiplicarse hasta por tres en determinadas épocas del año, como es el caso de Cazorla, se ha generado un conflicto entre población y turismo. «Aquí lo que tenemos es turismofilia», dijo el alcalde de Cazorla, Antonio José Rodríguez. «Desconozco por qué ciertos destinos han llegado a identificar el turismo como un problema. En Cazorla, de momento, el turismo que recibimos está en perfecto equilibrio con el territorio. Hay recursos de calidad para atender un turismo que es de calidad. Hay que tener en cuenta que aquí lo que recibimos es un turismo familiar, respetuoso con el medioambiente, y al que le ofrecemos una oferta complementaria basada en deporte y en cultura. Difícilmente creo que el turismo llegue a ser aquí un problema a medio o largo plazo», aseguró el alcalde.

«El turismo está frenando la despoblación en zonas rurales»

Frente a la turismofobia, Rodríguez también habló del derecho de los ciudadanos a visitar otros territorios del mundo, «siempre que lo hagamos con respeto y de forma ordenada». «Ahora mismo, gracias al turismo, la despoblación de entornos rurales se frena y la resistencia al empobrecimiento rural, se hace fuerte», afirmó.

En la misma línea se pronunció el presidente de la Asociación de Turismo Sostenible del Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas, José Caballero. «Lo que queremos y por lo que trabajamos es para que dentro del Parque el turismo sea sostenible, a nivel medioambiental, pero también a nivel social y cultural, que los viajeros se enriquezcan con el patrimonio que tenemos en el parque y los habitantes del parque se enriquezcan con quienes vienen a visitarnos. Hay pueblos del parque que si no fuera por el turismo estarían aislados».

Repercute en todos

Para conseguir esa sintonía entre visitantes y población es importante que la riqueza que genera la actividad turística repercuta en los habitantes. «Aquí el motor económico es el turismo y la agricultura. Es raro que una familia no tenga a alguien que viva del turismo. El 99 por ciento de la población lo que quiere es tener más turismo porque si no repercute en ellos lo hará en sus hijos o en cualquier otro familiar. Hay que tener en cuenta que hay aldeas con servicio 24 horas de médico por el turismo, que si no no lo tendrían».

«Hay pueblos del Parque Natural que si no fuera por el turismo estarían aislados»

«El parque está formado por pequeñas empresas, hoteles, empresas de turismo activo... Todos esperando esta época para poder ingresar un dinero del que viven el resto del año», explica Caballero. «Todos los turistas que no quieran por ahí, que se vengan aquí», dijo en tono de broma Caballero, quien insiste en que todo el crecimiento del Parque se hace desde un punto de vista sostenible. «Está todo controlado para que no se construya más en ciertas zonas, hay lugares en los que se restringe el acceso y se controla el volumen de visitas... Creo que se está haciendo bien».

«Nosotros tenemos un tipo de turismo que no tiene nada que ver con lo que está ocurriendo en otros destinos. En Jaén tenemos un turismo de calidad, al que se le ofrece amabilidad, singularidad y cercanía», explicó por su parte el vicepresidente segundo de la Diputación provincial y diputado de Turismo, Manuel Fernández Palomino, quien recordó una frase mítica: «En Jaén la hospitalidad no está hospitalizada», «no tiene precio, no sale en los folletos», añadió el diputado.

Pero para que la situación continúe así hay que seguir trabajando en el sector, ya sea a nivel público, como reconoció Fernández Palomino, haciendo hincapié en cuestiones como la limpieza, la armonía¡, la riqueza paisajística, y por supuesto, la promoción, como a nivel empresarial, apostando por la calidad.

«En Jaén la hospitalidad no está hospitalizada, no tiene precio, no sale en los folletos»

«Se está haciendo un esfuerzo por mejorar los monumentos y por ofrecer una actividad cultural cada vez mayor, pero tenemos que trabajar todos para que este destino sea cada vez más singular y llamativo», aseguró Fernández Palomino.

«Aquí lo que necesitamos es que vengan muchos turistas», dijo por su parte Juan Manuel Camacho, de la junta directiva de la Asociación de Empresas de Alojamiento de la provincia, quien aseguró que para eso es necesario una serie de mejoras, algunas de ellas demandas históricas por parte del sector.

«Los turistas que nos visitan vienen siempre del Levante, de Madrid y de Andalucía y el mercado llega un momento que se agota, lo que hay que procurar es traer turistas de otras comunidades autónomas», reclamó el hotelero, quien también recordó que no existe señalización sobre Jaén y sus 'joyas patrimoniales' en las autovías, algo que se ha exigido en más de una ocasión al Gobierno, «pero nos dicen que no está permitido. Eso sí, vas por la A-44 y te encuentras muchas veces señalizado el Parque de Sierra de Nevada». «Todo eso es publicidad subliminal y los propios turistas nos lo dicen, que no ven Jaén por ningún sitio. Nos sentimos maltratados por el Ministerio de Fomento», aseguró.

«El problema de Jaén es que la publicidad del boca a boca habla de una ciudad muy bonita, pero descuidada»

«Los turistas suelen dar a Jaén una nota muy buena en trato, calidad, paisaje... Se quedan alucinados cuando van a Úbeda y Baeza y cuando vienen a Jaén, no se pueden imaginar la Catedral, los Baños Árabes y el paisaje del castillo. Lo que sí nos dicen es que está muy descuidado, sucio, que se llena de basura por la tarde, que hay pintadas y que no hay Policía. El problema es que la publicidad del boca a boca que nos dan es que es una ciudad muy bonita, pero descuidada».

Respecto a las cifras turísticas, Camacho recordó que el año ha mejorado, «y no tiene que ver con los precedentes», pero «hay que preguntarse si la gente viene a Jaén por conocer Jaén o porque otros destinos están ya llenos. Queremos que la gente venga a Jaén porque el atractivo sea Jaén y eso es lo que les pedimos a los políticos, que sigan promocionando Jaén para hacer un destino atractivo», dijo.

Mejores conexiones

Para eso consideró «muy importante» completar la A-32 hacia el Levante y unir Jaén capital con Córdoba por autovía, «que son las dos únicas capitales de Andalucía que no están unidas». «El desmantelamiento ferroviario es una queja de hace décadas, cada vez es más difícil llegar a Jaén en tren. Todo esto conlleva que van creciendo y desarrollando otras provincias y Jaén se queda atrás. Necesitamos que todas las administraciones se unan para que pongan a Jaén en la parte de arriba de las inversiones. Todos los gobiernos nos dejan atrás», insistió el hotelero que habló de la necesidad de «cuidar el detalle» y de trabajar la «cultura del mimo» al turista.

Fuente: http://www.ideal.es/